«Después de tantas decepciones aprendí a tratar a las personas de la misma manera en que me tratan»

 

Frase típica de Facebook, que venia acompañada de un comentario que decía «Todo se gana a pulso».  Yo no se si tu te puedas dar cuenta de lo enfermizo y dañinas que son estas frases «populares» que circulan en las redes sociales. A veces yo dudo que las personas se den cuenta del daño que se hacen pensando y creyendo que las personas a su alredor son las responsables de lo que les pasa en la vida.

¿Desde cuando «aprender» a tratar a las personas de la misma manera en que te tratan es algo bueno para ti? ¿Qué te hace pensar que las personas te tratan mal porque ellas son malas personas? ¿Por qué darles tanto valor a esas personas para ayudar a que ellas reciban lo mismo que dan? Por el lado que te preguntes, por ninguno sales ganando desde mi punto de vista. Hazte un favor y date cuenta de lo mal que hemos sido programados. Hemos sido programados para vengarnos o hacer pagar a los demás por lo que «nos hacen» aunque nos hagamos daño a nosotros mismos.

¿Qué como te estás haciendo daño al pensar de esta manera? En primer lugar estás llenando tu vida con energía negativa, pensamientos y emociones (y hasta acciones) que no te sirven; te estás llenando de odio y rencor simplemente porque crees que los demás son los malos; pero lo peor y lo que te hace más daño es que estás evadiendo tu propia responsabilidad y que le estás dando el poder a los demás de controlar tu vida.

¿Por qué no tratar a las personas como quieres que te traten ellas a ti? Las personas (los demás) te tratan como tú te mereces ser tratado o como tú crees que te van a tratar. Nadie te puede hacer nada sin que tú lo permitas. Esta es una Ley Universal. Las personas son libres de hacer lo que les da la gana, sin embargo tú puedes decidir lo que haces con lo que los demás digan y hagan. Y al decidir vengarte o pagarles con la misma moneda quiere decir que les estas dando el poder de controlarte aunque en el momento creas que ellas se lo merecen y que solo les estas regresando lo que ellas dicen o hacen.

Hay otro concepto importante en el Universo, «lo que tu ves en los demás lo despiertas (activas) en ellos» por lo tanto, si alguien te trata mal es porque tu viste esa maldad en ellos o les pusiste esa etiqueta de «malo», «hipócrita», «cobarde» o cualquier otra. Así como puedes despertar algo que no te sirve puedes despertar algo que te sirve. Aun de la persona más mala en el mundo tú puedes obtener algo bueno si logras ver «eso» en ella. Así como aun de la persona más buena del mundo tú puedes obtener algo «malo» de ella. No depende de los demás, depende de lo que tu veas y creas de ellos.

Y hablando de tus decepciones, esas dependen de tus expectativas y no tienen nada que ver con los demás, por lo tanto si te decepcionas no es culpa de lo que los demás digan o hagan, eso es responsabilidad tuya. Comúnmente las decepciones se dan cuando esperamos algo de los demás pero estamos llenos de miedos y dudas. Es decir, no creemos en nosotros mismos, no creemos en que nos merecemos recibir lo que queremos. Claro, es mucho más fácil culpar a los demás y no hacerme responsable de lo que me corresponde.

Tu vida la creas tú, nadie mas la crea por ti y mientras sigas evadiendo tu responsabilidad estarás al mando de lo que digan y hagan los demás, aunque con frases como estas tu creas que tu eres el que controla todo. Este tipo de frase solamente te ayuda a sacar la peor parte de ti, no la mejor. Ahora si quieres vivir una vida «normal» y mediocre, sigue creyendo en ellas, al fin las redes sociales, los medios de comunicación y algunos «motivadores» siguen promoviendo muchas de ellas.

Yo no te invito a que me creas, yo te invito a que despiertes y actives tu consciencia para poder evaluar la avalancha de información que llega a ti las 24 horas del día, siete días a la semana, y te quedes y creas solamente la que te conviene para crear la vida que deseas. Estoy segura que tú no quieres vivir la vida que yo tengo, tú quieres la tuya propia, por lo tanto te conviene despertar y ser tú el que decide qué creer y qué no creer para tener la vida que tú deseas.

Y entonces ¿Sigues creyendo que hay que tratar a los demás como ellos te tratan o es mejor empezar a tratarlos como tu quieres que ellos te traten a ti?

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

Patricia Anaya es la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.me y autora del Libro para niños «Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y «The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS «10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente», Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me