Uno de los más grandes paradigmas que nos ha vendido la sociedad es que hay que trabajar duro para ser exitoso.Esta es uno de los más grandes engaños en los que vivimos. Tenemos tantos gurús y exitosos que se jactan de decir que ellos trabajan de 15 a 24 horas al día porque eso es lo que se requiere para lograr ser exitoso, y al vivir en un sistema de Autoridades y Obediencia la mayoría de las personas les cree.

Como ya lo he explicado en muchos de mis artículos, el éxito no solo incluye títulos, niveles, maestrías y bienes económicos o cosas materiales; el verdadero éxito incluye balance y armonía en la vida.Para ser exitoso se requiere sentirnos plenos en todas las áreas (o por lo menos en la mayoría) de nuestra vida. Plenitud no quiere decir ya no tener sueños ni deseos, plenitud es estar presente en cada momento de nuestras vidas y sentirnos bien,en paz con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

Cuando trabajamos más de ocho horas diarias nuestro cuerpo físico, emocional, mental y energético baja la productividad. De hecho trabajar periodos de más de hora y media corridos sin descansar baja nuestra productividad. Por más que trabajemos no producimos lo que deberíamos producir,mucho menos ponemos energía positiva (vibramos alto) en el universo, por lo tanto no hay manera de que nos beneficie realmente. Por supuesto que estoy hablando de beneficios en toda la extensión de la palabra no solo beneficio económico y material, que es el que solemos ver solamente.

Un cuerpo (físico, mental, emocional y energético) que no se cuida se empieza a deteriorar y eso es lo que hemos hecho por creer en el sacrificio y en el trabajo duro. El cuerpo (los cuatro cuerpos) requiere de cuidados especiales como alimentarse bien y a sus horas, dormir alrededor de ocho horas diarias, tener tiempo de descanso y meditación (conexión con nosotros mismos y ser superior), autoevaluar nuestras palabras, pensamientos, emociones y acciones diarias, ejercitarlo o moverlo diariamente…¿Quién tiene esos cuidados con el cuerpo? Casi nadie, porque nos han dicho que es más importante trabajar duro y sacrificarnos que cuidarnos a nosotros mismos.

Ahora no solo tenemos más del 90% de personas en nuestra sociedad que dependen de uno o varios medicamentos (recetados o no recetados) sino que también tenemos una sociedad enferma de estrés, depresión, ansiedad y algunas más “enfermedades mentales” que han hecho ricas a la industria de la “salud” y la farmacéutica, y para colmo gente sin dinero.

Es muy triste que debido a la programación que nos han dado no podamos usar nuestra capacidad (poder) para decidir el estilo de vida que deseamos vivir y que solo nos hayamos convertido en maquinas de trabajo y de consumo controladas por algunos cuantos, nuestras autoridades, incluyendo a los que trabajan en el área de la educación, superación personal y bienestar.

Por supuesto que no es tan sencillo salir de este circulo vicioso promovido y defendido hasta en las iglesias (sin ofender a nadie); sin embargo sí se puede hacerlo cuando se despierta del automático en el que hemos vivido y se empieza a tomar consciencia del verdadero poder que tenemos los seres humanos,entre ellos el poder de decidir y de crear mi propia vida sin importar mis circunstancias momentáneas.

No se requiere trabajar duro para ser exitoso o tener la vida que quieres, lo que se requiere es aprender a ser productivo.Ser productivo es sacarle el mejor provecho a tu tiempo o mejor dicho saber manejar tu tiempo dependiendo de los resultados que quieres. Ser productivo es estar presente en el momento y dar tu 100% en ese momento.Dar el 100% incluye la planeación y la acción. Planear es definir y asumir un resultado, es tu para qué. Actuar es ejecutar lo planeado sin distracciones.

Si deseas salir del circulo vicioso del sufrimiento y el trabajo duro se requiere re-aprender (reprogramar tu mente), lo que para muchas personas se traduce en volver a empezar y eso es lo que no quieren. Prefieren gastarse la vida ejecutando una vida que no desean y acostumbrase a sobrevivir. Uno de tus grandes poderes es tu libre albedrío, y aunque no lo uses a tu favor, siempre lo usas (inconscientemente) para decidir la vida que estás viviendo. Puedes decidir seguir al de enfrente o a tus Autoridades de siempre y vivir una vida que no te gusta o puedes decidir despertar y empezar a creer conscientemente solo lo que quieres y te ayuda a vivir la vida que deseas para entonces crearla.

Tú siempre decides ¿Qué es lo que quieres creer?

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

Patricia Anayaes la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.mey autora del Libro para niños «Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y «The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS «10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente», Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me