Lo que HACES no es para que las cosas sucedan; lo que haces es para subir tu NIVEL DE CREDIBILIDAD y puedas creerlo, porque en el momento en que lo CREES las cosas se manifiestan.

Los seres humanos hemos sido programados o domesticados para hacer, hacer y hacer, porque el acto de hacer es, por lo regular, un movimiento y esfuerzo físico, es decir lo podemos ver y medir (ver para creer). Desde niños nos han hecho creer que «el trabajo duro es lo que nos va a ayudar a lograr lo que queremos», y que «las cosas no caen del cielo» por lo tanto hay que hacer o actuar para que lo que queramos suceda.

En esta parte estoy de acuerdo, en que si no hacemos nada o no actuamos, nada va a cambiar o a llegar a nuestras vidas. En lo que no estoy de acuerdo es en que ACTUAR se limite solamente a la acción física o al trabajo duro. Desde el punto de vista de manifestar, actuar también se refiere a trabajar en tu SER, es decir a usar tus dos grandes poderes como ser humano: tu imaginación y tu fe.

Millones de personas trabajan mas de ocho horas al día siete días a la semana, y con certeza total te puedo decir que de esos millones hay unas cuantas (muy pocas) que están viviendo la vida que desean vivir. Habrá muchas otras  que puedan tener todo lo material que desean tener, sin embargo la mayoría de ellas no tienen la vida que desean porque ni siquiera tienen tiempo para disfrutar lo que tienen. Y millones mas que no tienen vida, porque no tienen ni paz ni dinero.

Estos son los resultados de haber sido domesticados para hacer, hacer y hacer, sin siquiera saber la vida que deseamos vivir. Y peor aun, sin siquiera saber que yo puedo decidir la vida que deseo. Triste y devastador que ni siquiera sepamos que yo (ellos) he decidido renunciar a vivir y limitarme a lo que la sociedad (Medio Ambiente) ha decidido que viva.

El proceso de manifestación es muy sencillo cuando usamos los dos grandes poderes del ser humano. La imaginación para definir y darle forma a lo que queremos, incluyendo todo lo que deseo, en el área o plano de nuestra vida que lo pongamos. Y ya que tienes el resultado (el final) bien definido y claro de lo que quieres, es simplemente aplicar tu FE, es decir asumirlo y darlo por hecho para empezar a practicarlo y vivirlo desde ese momento. En el momento en que lo asumes y lo das por hecho las cosas se manifiestan.

El proceso de manifestación es mucho más sencillo de lo que crees, sin embargo estamos programados para que las cosas cuesten y sean complicadas. Para nuestra mente (programada) complicada es casi imposible creer que la vida sea tan sencilla. Hay muchas personas expertas en definir lo que quieren, pero casi nadie lo cree y lo asume fácilmente. Es decir nuestro nivel de credibilidad es totalmente bajo aunque nuestra mente racional nos engañe diciéndonos que si lo creemos. Este es el principal problema de la manifestación: engañarnos pensando que creemos cuando en realidad no creemos.

Para que las cosas se manifiesten no se requiere ningún esfuerzo ni hacer nada físicamente, sin embargo el hacer cosas para lograr lo que queremos nos ayuda a subir nuestro nivel de credibilidad porque es la manera en que estamos programados. Si no hacemos nada no nos es posible creer, sin embargo haciendo «algo» o «lo que requerimos hacer» nos da confianza de que estamos en el camino correcto y que pronto tendremos el resultado que buscamos y nuestro nivel de credibilidad (fe) puede subir.

Ahora, si en ese hacer mis experiencias son negativas, no son lo que esperábamos o no van de acuerdo con lo que queremos, es muy posible que nuestro nivel de credibilidad baje y hasta renunciemos a lo que queremos. Todo esto por haber puesto nuestra fe (Asunción/certeza) en lo que hacemos y no en asumir el resultado de lo que queremos.

Si no empiezas por definir y tener un resultado claro de lo que quieres, lo ASUMES y das por hecho ese resultado, nada de lo que hagas puede ayudarte a lograr lo que quieres. Puedes trabajar en ello más de 10 horas diarias, y lo único que vas a lograr es obsesionarte y frustrarte, porque las cosas no se manifiestan en el HACER, las cosas se manifiestan en el SER, es decir usando tu imaginación y tu fe a tu favor.

Te reto a que lo pongas en práctica en algo pequeño y compruebes por ti mismo los resultados.

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

Patricia Anaya es la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.me y autora del Libro para niños «Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y «The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS «10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente», Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me