«Entre mas consumo: ropa, zapatos, autos, joyas, comida… mejor me siento y mas exitoso soy»

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row]

Nada más erróneo e ignorante que esta frase con la que inicio este artículo, sin embargo es la filosofía con la que vivimos millones y millones de personas en el mundo. Gastamos la vida trabajando para poder tener el nivel de vida (materialista) que la sociedad nos impone y hasta nos exige sin darnos cuenta que ese ritmo y estilo de vida son los que me están confundiendo y evitando conectarme con mi propio ser.

Que tristeza que por nuestra ignorancia y por que se nos ha programado para asociar el nivel de bienestar con el consumo nos estemos acabando nuestros recursos naturales y dañando a nuestra madre tierra, y de paso arruinando nuestra vida. Aparentemente casi todos estamos preocupados por cuidar nuestro planeta sin embargo aunque muchos tenemos la «consciencia» de cuidarlo seguimos consumiendo como locos todo lo que los medios de comunicación y las grandes industrias nos ponen enfrente disque para simplificar y mejorar nuestra vida, creando un estado de vacío donde nada es suficiente y desarrollando mas dependencias.

Mi intención no es juzgar a las personas, mi intención es que pasemos de la consciencia (información) a la acción que es lo que realmente puede beneficiar y cambiar el ritmo de nuestra propia destrucción. Lo ideal seria que los gobiernos y los que manejan las grandes industrias tomaran consciencia y en verdad se ocuparan de dar soluciones para cuidar el medio ambiente (tierra), desafortunadamente eso cada vez esta más lejos con la epidemia del amor al dinero y al poder (control) que se vive en el mundo.

Todos los días me pregunto ¿En que planeta viven los dueños y directivos de estas grandes empresas? ¿Acaso son marcianos o extraterrestres? Porque es un hecho que estamos destruyendo nuestra tierra, y entonces ¿Cómo estas personas se van a salvar de eso? El dinero y el poder tienen sus límites y no creo que alcancen para sobrevivir en un planeta inhabitable. La única respuesta que puedo encontrar a mis preguntas es que son personas que no se aman ni a ellas mismas, ni a su familia, por lo tanto no les importa. La enfermedad de la avaricia y el poder los ha consumido totalmente. Y a esta enfermedad estamos expuestos todos los seres humanos, especialmente aquellos que relacionan el bienestar y la felicidad con el consumo y que creen que entre mas consumo o más poder adquisitivo tengo mejor me siento y más exitoso soy.

En esta triste historia los medios de comunicación ayudan mucho, porque desde que se puso de moda crear una Marca Social para las empresas que apoyan las buenas causas y el medio ambiente, los medios de comunicación nos han hecho creer que las grandes industrias colaboran con causas benéficas haciendo el bien en nuestra comunidad. Esto hace que nosotros compremos esos conceptos y consumamos sus productos sin ningún remordimiento ni culpa. Un claro ejemplo de esto es McDonalds, que por un lado intoxica todos los días a millones de personas y colabora con la obesidad, eso sin mencionar la procedencia de sus productos animales, pero que por otro lado da becas a los estudiantes y colabora con hospitales.

Y así existen miles de empresas desde comida, chocolates, bebidas hasta ropa,  bolsas y accesorios de lujo. Empresas que con una pequeña investigación que hagamos online nos damos cuenta del daño que están haciendo a nuestro medio ambiente o bien explotando a los seres humanos, especialmente niños, de los países pobres. ¿Por qué digo que hagamos una pequeña investigación? Porque la única herramienta que tenemos para ganarle a estas grandes empresas es dejar de consumir sus productos.

De lo que se valen estas grandes empresas y lo que les da poder es nuestra ignorancia porque saben perfectamente que creemos fielmente en las historias que nos vende la televisión, la radio, las redes sociales y todos los medios masivos de comunicación. Ah, y por supuesto también saben perfectamente que tendemos a asociar el bienestar con el consumo porque de eso se han encargado muy bien los medios de comunicación y la sociedad, de hacernos creer que entre mas consumamos y poder adquisitivo tengamos mas valemos.

Quizás pienses que tu no puedes hacer mucho, sin embargo yo te puedo asegurar que si, porque todo cambio empieza con uno mismo. El verdadero poder es individual, y entre mas individuos tomemos consciencia de lo que estamos consumiendo todos los días, mas pronto recuperaremos a nuestra madre tierra.

Te invito a que evalúes lo que estas consumiendo todos los días y hagas una pequeña (o grande) investigación de la empresa que lo produce, ahí te darás cuenta si es bueno (sirve) para el medio ambiente seguirlo consumiendo. También te invito a que te auto-evalúes y te preguntes si en verdad compras las cosas por que las vas a usar continuamente, o simplemente las compras por complacer a alguien más o por sentirte aceptado y valorado y estar «in».

Recuerda, tu valor te lo das tu mismo y viene del amor hacia y desde ti mismo. Los bienes materiales jamás te darán el valor y la felicidad que estas buscando. En cambio el amarte completamente y ser feliz atrae a tu vida todo lo que tu quieres, ese es el camino, de adentro hacia afuera y no al revés.

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

Patricia Anaya es la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.me y autora del Libro para niños «Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y «The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS «10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente», Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me