«Tu te conviertes en tus excusas o razones»

Excusas y razones son lo mismo, son motivos o causas para hacer o no hacer algo. La diferencia es que las excusas te victimizan, te limitan y te mantienen en tu mediocridad; en cambio las razones te abren un mundo de posibilidades, te mueven y ayudan a lograr lo que quieres para crear la vida que deseas y mereces.

Cuando estoy dando conferencias y talleres de ventas, hay personas que me dicen que no saben vender y yo les pregunto, ¿Por qué dices que no sabes vender? Y empiezan a darme un sin fin de razones (excusas) del por que no saben vender. Y Yo les contesto, pues quiero que sepas que eres la mejor vendedora del mundo porque te has vendido (comprado) tus excusas excelentemente, tanto que estas bien convencida de que no sabes vender.

Y eso es lo que hacemos los seres humanos todos los días, nos vendemos nuestras excusas tan bien que estamos completamente seguros de que no podemos, no debemos o no queremos hacer algo. Si tan solo usáramos ese talento que tenemos en vender profesionalmente ya de entrada nuestra vida seria diferente, tomando en cuenta que las ventas son la actividad numero uno en el mundo y la más redituable. Y si aparte de eso aprendiéramos a cambiar nuestras excusas por razones empezaríamos a crear la vida que deseamos.

¿Cómo cambiar mis excusas por razones? El primer paso para hacerlo es despertar y estar alertas de lo que estamos creyendo respecto a algo que queremos. Por ejemplo, me siento gordo y quiero bajar de peso. Lo primero que requiero hacer es preguntarme, ¿Por qué estoy gordo? Y empezar a escribir tus respuestas (No hago ejercicio; yo siempre he estado gordo; no rebajo con nada; no como sano, no tengo tiempo para ejercitarme…) Eso que escribiste son tus excusas, que para muchos pueden ser razones del porque están gordos. Sin embargo son excusas porque te están manteniendo en el mismo lugar y te están limitando para vivir la vida que deseas.

Ya que escribiste tus excusas ahora conviértelas en razones haciendo una pregunta inteligente (por cada excusa) que te de soluciones, por ejemplo:

¿Qué puedo hacer para _____________? ¿Cómo puedo hacer ___________?

 

Excusa:

No tengo tiempo para ejercitarme

 

Razón:

¿Qué puedo hacer para ejercitarme? o ¿Cómo puedo hacer el tiempo para ejercitarme?

Excusa:

No tengo dinero

Razón:

¿Qué puedo hacer para tener el dinero?

 

Ya que te hiciste la pregunta para encontrar las razones, ahora escribe de cinco a 10 cosas que puedes hacer para lograr lo que quieres y empieza por la mas fácil o la que puedes hacer en ese (HOY) momento, no mañana. Este es mi método más sencillo para convertir excusas en razones. El preguntarte (inteligentemente) te ayuda a encontrar soluciones para salir de donde estas atorado, por eso estas soluciones se convierten en razones porque te ayudan a salir de donde estas y a lograr lo que quieres.

De ti y solamente de ti depende lo que te estas vendiendo y comprando todos los días, tus excusas o tus razones, y tu realidad va a ser muy parecida a eso porque tú te conviertes en tus excusas o en tus razones. Así que despierta y deja de culpar a los demás y a tus circunstancias por la vida que tienes porque tu vida la creas tú mismo de adentro hacia afuera, y el mundo esta lleno de posibilidades para ti y para cada ser humano.

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS «10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente», Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me